Idilio Prohibido en el Vado de Meoqui

Amanece, la luna menguante baja a esconderse, falta poco para que salga el sol, corre un ligero aire fresco.

La mujer sale de su casa rumbo a su trabajo, le avisa al marido que tiene que entrar más temprano. No es necesario que la lleve pues tiene ganas de caminar.

Varias cuadras más adelante la espera un hombre quien acaba de salir de su trabajo después de trabajar el turno nocturno. Al verla acercarse enciende su camioneta, ella se sube tranquila, no hay nadie en la calle, aún no sale el sol.

Se saludan amablemente y él conduce hacia el río San Pedro, al llegar al vado de Meoqui se dirigen a una de las partes más escondidas del lugar asustando algunas parvadas de aves que apenas empiezan a despertar. Sin darse cuenta las ruedas de su camioneta destruyen varios nidos que están a ras del suelo. Los padres alcanzan a volar pero los huevos quedan destruidos.

” Se saludan amablemente y él conduce hacia el río San Pedro …”

La pareja, indiferentes, no se percata del daño que produce su presencia ahí, ellos sólo buscan un lugar oculto donde demostrarse su amor. Ese amor que no supieron cuidar cuando se casaron siendo muy jóvenes y que sucumbió ante la inmadurez y falta de compromiso de ambos.

Ahora, de nuevo se encuentran, en ese río donde paseaban de adolescentes.

El caballero detiene la camioneta, se acerca a ella, se funden en un fuerte abrazo y un apasionado beso, no hay nadie alrededor.

Las caricias nacen imparables, la respiración se agita, sus manos varoniles recorren su piel por debajo de la falda, se derriten en besos, sus miradas se cruzan cómplices y amorosas entre las siluetas de luz creadas por el sol que empieza a salir, los invade el deseo, sus espaldas sudorosas se estremecen, botones y cremalleras dejan de ser impedimento, ninguna prenda está en su lugar, piel con piel dejan la pasión fluir, sus caderas danzan acompasadamente. Aquel amor de jóvenes ahora convertido en algo prohibido. El nerviosismo los invade pero el deseo es mayor.

“De repente los interrumpe el estruendoso sonido de un motor…”

De repente los interrumpe el estruendoso sonido de un motor, una camioneta se acerca, parece la patrulla municipal, rápido acomodan su ropa y ella peina torpemente su cabello.

El idilio ha sido interrumpido, sentimientos encontrados los embargan. Una sensación de alivio al ver que no es la policía, pero al mismo tiempo sienten pena al escuchar las carcajadas de los pescadores que acaba de llegan y los encuentran en tan bochornosa situación, más la preocupación de ser identificados. Afortunadamente ninguno de los recién llegados los conoce.

Ya no están solos, es imposible continuar, el sol hace sentir su fuerza, empieza a sentirse calor, se hace tarde, ella tiene que ir a su trabajo y él llegar a su casa.

¿Error, pecado o delito?

Lo que sí cometieron fue un enorme daño y un delito ambiental al destruir con su inconciencia varios nidos y dañar el hábitat de las aves, las cuales volaron asustadas. Tan indiferentes, tan inconscientes de todo esto.

Se dirigen a la población, se despiden en una calle solitaria, sin siquiera darse un beso, cuidándose de que nadie los vea ella se baja del vehículo y se escabulle, como fugitiva, por entre las calles del centro rumbo a su trabajo.

Él, tranquilo, conduce a su casa, su actual esposa lo espera.

Texto por Rayito Bencomo elaborado a partir de un testimonio anonimo. 15 de abril de 2021.

Fotografía por Leonardo Hernández Escudero, colaborador de este sitio.

No se autoriza la reproducción del texto sin previa solicitud por parte del interesado y autorización por parte de nuestra organización. Todas las imágenes presentadas fueron tomadas en el río San Pedro por colaboradores de este sitio. En el caso de utilizar imágenes de nuestros colaboradores se deberá usar una referencia adecuada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s