¿Por qué el Río San Pedro es un sitio Ramsar?

Hace nueve años (en 2012), la porción del río San Pedro comprendida desde la cortina de la presa Francisco I. Madero (Rosales) hasta su confluencia con el río Conchos en la localidad de Los García, (Meoqui), fue designada Humedal de importancia internacional por la convención Ramsar (Irán) (1).  Pero ¿Qué significa eso? ¿Por qué es importante esa designación?

Primero que nada, es fundamental saber y recordar que, para que un humedal sea designado como Sitio Ramsar, un lugar debe cumplir con determinadas características que le confieren importancia ecológica, no es una designación con fines turísticos, no es una designación con fines económicos, ni para usarse a la conveniencia de las autoridades en turno, como se mencionó antes: se designa Sitio Ramsar a un humedal por su importancia ecológica (2).  

En el 2011 se envió por parte de: la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y la Administración Municipal de Meoqui de ese entonces, una petición a la Secretaría de la Convención de Ramsar  solicitando el nombramiento del río San Pedro como Sitio Ramsar (1).

Uno supondría que al hacer semejante solicitud dichas organizaciones pretendían, al obtener la designación, dejar establecida fuera de toda duda y polémica la importancia ecológica del sitio, ante la sociedad y todos aquellos que de alguna manera tienen algo que ver con el lugar; y como consecuencia de ello, obligar y crear conciencia sobre la urgencia de su conservación y su protección.

En la  ficha informativa inicial que se envió para solicitar la designación del río San Pedro como humedal de importancia internacional, se planteaba que el río San Pedro cumplía con dos de los nueve criterios establecidos por la convención Ramsar para ser acreedor al decreto, sin embargo, a la fecha de publicación de este artículo, existe evidencia de que se cumplen otros criterios adicionales, no considerados originalmente, para esa designación (1).

Los criterios considerados en ese entonces señalan al río San Pedro como un cuerpo de agua casi natural en una zona desértica y como un lugar de refugio para especies en una etapa crítica de su ciclo de vida, por ejemplo, en los movimientos de migración de invierno y verano (1, 2).

A nivel institucional (incluidas todas las que solicitaron la designación), desde que se inició el proceso de solicitud y hasta la fecha, nueve años después del nombramiento del sitio Ramsar 2047, no se han emprendido ninguna estrategia y/o acciones tendientes a proteger, estudiar o conservar el sitio. Lejos de ello, algunas de esas instancias han entrado en conflicto debido a los daños ocasionados al humedal. Un ejemplo concreto de esos conflictos es la construcción del teatro al aire libre (actualmente clausurado por PROFEPA) construido en la ribera norte por la administración municipal en clara violación a los lineamientos de la convención Ramsar (3, 4), además de otras irregularidades de carácter administrativo y legislativo; este no es el único ejemplo y desgraciadamente la triste lista de daños al humedal, sea por parte de particulares o instituciones gubernamentales, es muy larga:

Y así podríamos seguir, por ello, aquí cabría preguntarse ¿por qué solicitar la designación de sitio Ramsar si no se planea proteger el lugar?

Debe quedar muy claro, la designación es más que merecida y necesaria, basta con enlistar algunas de las riquezas del sitio y sus alrededores: actualmente hay registradas en literatura científica 232 especies de aves (5, 6), adicionalmente se han registrado más de 500 especies de plantas, más de 800 especies de insectos y casi 60 especies de arañas (7); subrayando que toda esa investigación se ha realizado únicamente gracias a la participación ciudadana, no hay programas oficiales destinados a eso, todo el conocimiento que se genera y se tiene es ciudadano.

¿Cuántas personas saben que en Meoqui hay una especie de ave, que sólo vive en México y está en peligro de extinción? ¿Cuántas personas saben que varias de las especies que visitan el humedal, sea en invierno o en verano, se encuentran en alguna categoría de riesgo?

Hay un abandono evidente por parte de las autoridades de sus responsabilidades y obligaciones (vigilancia, cuidado, rescate, etc.), y no sólo eso, en varias ocasiones la misma autoridad realiza actividades que dañan el sitio. Pero las obligaciones y responsabilidades se extienden más allá del ámbito institucional y alcanzan a la sociedad en su totalidad, de la misma forma que los beneficios que el humedal proporciona a toda la región, nos benefician a todos aunque algunos ni siquiera lo sepan, incluso a aquellos que lo dañan con sus acciones (tirar basura, molestar la fauna, hacer ruido, etc.), el humedal mejora la calidad del aire, es fundamental en el ciclo del agua, contiene inundaciones, etc.

La designación de Humedal de Importancia Internacional debe servir para recordarnos a todos que, en medio del desierto, hay un lugar que da refugio y sustento a cientos de especies animales, algunas de ellas en peligro y otras en etapas críticas de su vida, como en su viaje de migración y requieren de este lugar para descansar y alimentarse, otras porque vienen a pasar temporadas de apareamiento o en busca de un clima más benéfico.

No olvidemos: El nombramiento de sitio Ramsar es una valoración que se hace de un humedal para establecer su importancia ecológica. Es una invitación a la población a involucrarse activamente en su conservación a través de campañas de limpieza, denuncia y difusión de irregularidades y actividades que lo dañan. Esta designación debe ser una barrera de protección contra la modificación de este humedal en detrimento de las especies que ahí habitan y de la cual la comunidad debe permanecer vigilante, para evitar que la extensión del sitio Ramsar sea modificada por intereses económicos y políticos de instituciones gubernamentales o el sector privado.

Texto y fotografía por Leonardo Hernández y Juan Loredo, colaboradores de este sitio. 14 de noviembre de 2021.

No se autoriza la reproducción del texto sin previa solicitud por parte del interesado y autorización por parte de nuestra organización. Todas las imágenes presentadas fueron tomadas en el río San Pedro por colaboradores de este sitio. En el caso de utilizar imágenes de nuestros colaboradores se deberá usar una referencia adecuada.

Referencias

  1. Ramsar. (2012.) Ficha Informativa de los Humedales de Ramsar (FIR). Ramsar Sites Information Service. Consultado el 18 de octubre de 2021, de Ramsar Sitio Web: https://rsis.ramsar.org/RISapp/files/RISrep/MX2047RIS.pdf
  2. Ramsar. (2012). Los Criterios para la Identificación de Humedales de Importancia Internacional. Documento Informativo Ramsar No. 5. Consultado el 18 de octubre de 2021, de Ramsar Sitio web: https://www.ramsar.org/sites/default/files/documents/library/info2007sp-05.pdf
  3. Procuraduría Federal de protección al Ambiente. (2019). PROFEPA Clausura Teatro al Aire Libre en Humedal de Chihuahua. Gobierno de México. Consultado el 11 de enero de 2021, de Gobierno de México Sitio Web: https://www.gob.mx/profepa/prensa/profepa-clausura-teatro-al-aire-libre-en-humedal-de-chihuahua
  4. Loredo Varela, J.L. (2021). Desaparición del río San Pedro, Meoqui, (Urbanización). parte 1. Vida en el río San Pedro. Consultado el 17 de octubre de 2021, de Vida en el río San Pedro, Sitio Web: https://vidariospedro.com/2021/01/30/urbanizacion-y-desaparicion-del-rio-san-pedro-meoqui-parte-1/
  5. Mondaca-Fernández F., Moreno-Contreras I., Jurado-Ruiz M., Navarro-Sigüenza A. G. (2017). Species richness, phylogenetic distinctness and conservation priorities of the avifauna of the ‘Río San Pedro-Meoqui’ Ramsar site, Chihuahua, Mexico. Biodiversity, 18 (4).
  6. Loredo-Varela, J.L. & Hernández-Escudero, L. (2021). Actualización de la lista de avifauna presente en el Río San Pedro- Meoqui, Chihuahua, Humedal de Importancia internacional. Árido-Ciencia: Biociencias y Etnodiversidad, 6(1), 28-38.
  7. Hernández Escudero, L. (2020). Catálogo de la biodiversidad del río San Pedro incluye aves, insectos y mamíferos. Vida en el río San Pedro. Consultado el 17 de octubre de 2021, de Vida en el río San Pedro, Sitio Web: https://vidariospedro.com/2020/12/16/catalogo-de-la-biodiversidad-del-rio-san-pedro-incluye-aves-insectos-y-mamiferos-2/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s